Cómo recuperar tu piscina verde: guía completa para un agua cristalina

Sumergirse en una piscina cristalina es uno de los placeres del verano, pero cuando el agua adquiere un tono verde, la diversión puede convertirse en frustración. 

No te preocupes, estamos aquí para guiarte a través de un proceso paso a paso para recuperar la claridad y el color azul de tu piscina.

Analiza y ajusta los niveles químicos

La primera tarea es evaluar y corregir los niveles químicos de tu piscina. Utiliza un kit de prueba para medir el pH, los niveles de cloro y alcalinidad. Ajusta estos parámetros para crear un entorno desfavorable para el crecimiento de las algas, la causa principal del verdor.

Consejo adicional

La alcalinidad total debería estar entre 80 y 120 ppm, y el pH entre 7.2 y 7.6. Ajusta según sea necesario.

Utiliza alguicida para eliminar las algas

Con los niveles químicos ajustados, es hora de enfrentar las algas. Aplica un alguicida de calidad para eliminarlas y prevenir su regreso. Sigue cuidadosamente las instrucciones del producto y ajusta la cantidad según las dimensiones de tu piscina.

Consejo adicional

Enjuaga los filtros regularmente y considera la opción de usar un clarificador para mejorar la eficacia.

Cloración shock para desinfectar

Realiza una cloración shock para desinfectar completamente la piscina. Aumenta temporalmente los niveles de cloro para eliminar bacterias y microorganismos que contribuyen al verdor. Sigue las indicaciones del producto y lleva a cabo esta medida con precaución.

Consejo adicional

Evita el contacto directo con el cloro y espera hasta que los niveles vuelvan a ser seguros para nadar.

El toque final

Tras seguir estos pasos, permite que la piscina repose y revisa nuevamente los niveles químicos. ¡Listo! Ahora puedes disfrutar nuevamente de tu oasis personal con un agua cristalina y fresca.

Consejo adicional

Considere instalar un sistema de ionización o un generador de ozono para un mantenimiento continuo.

Mantén una rutina de mantenimiento

Evita futuros problemas manteniendo una rutina de mantenimiento regular. Controla los niveles químicos, limpia los skimmers y aspira la piscina de manera periódica para prevenir la acumulación de residuos.

Consejo adicional

Realiza pruebas de agua al menos dos veces por semana durante la temporada de piscina.

Recuperar una piscina verde puede ser un desafío, pero con paciencia y compromiso, lograrás restaurar su esplendor original.

Establece una rutina de cuidado regular para mantener el agua fresca y clara, y disfruta de tu piscina en todo su esplendor. ¡La diversión bajo el sol está a solo unos pasos de distancia!

Ir al contenido